YACIMIENTO DOCE. 2019

PREGUNTAR AL TIEMPO

RAFAEL LAMATA COTANDA

El yacimiento del yacimiento

Dentro de 50.0000 años

Cuando usted sea

yacimiento

y los alienígenas 

descubran

un fragmento de su fémur...

R.L.

BIO >>

Rafael Lamata Cotanda. La tercera fase.

 

Rafa llega desde Madrid y se une a la comida. Es un momento de relajación, de comentarios sobre el montaje y de bromas cómplices entre Paco y Rafa, que se remontan a los tiempos del Instituto de Estética y Teoría de las Artes. Cuando volvemos al Carex, ante la previsión de que Rafa se tenga que poner a decidir inmediatamente sobre la ubicación de sus piezas, le retengo antes de que ni siquiera vea cómo va la exposición. Ha sido imposible vernos en Madrid y me ha ido enviando por correo el proceso de su trabajo: palabras, versos, preguntas y un montón de letras que juegan a descolocarse y recolocarse.

 

Me cuenta que esta intervención enlaza con otra que llevó a cabo para Palacio del Tiempo en El Huerto del Tertuliano. Una de las ideas que allí se presentaban era que el lenguaje, cuando se aleja de nuestra atmósfera, comete faltas de ortografía. No me resulta difícil visualizar a ese astronauta cuyo cuerpo se libera de las leyes de la gravedad y en cuyas oraciones se tropiezan letras y desordenan sintagmas. Recordando lo que me ha enviado, imagino que el lenguaje se ha deshecho del ser humano que lo enunciaba y ha tomado vida propia: se acuesta, se replica, forma en batallón, se aglomera o cambia de color.

 

En la conversación que tuve con Jaime comentamos que cada uno abordaba el tiempo en sentido opuesto. Éste había trabajado con proyectiles que vienen del pasado, mientras que Rafa se había decantado por preguntas que podrían venir desde el futuro, desde un escenario más cercano a la ciencia-ficción. Para estos habitantes del futuro, que Rafa imagina como seres incomprensibles, transparentes, de perímetro cambiante, inteligentísimos, luminosos (podemos seguirle o no), nosotros somos el pasado y acabaremos constituyendo el yacimiento que tendrán que investigar. Incluso, puede que el yacimiento seamos nosotros mismos, esta misma exposición, a partir de la que estos seres harán clones de las células que hemos dejado por todas partes en el montaje, y nos reconstruirán a todos nosotros dentro de millones de años. Y quizá también a todos los visitantes de la misma. Y entonces, sucederá que…

Continuará. O.F.L.

<<  TIEMPOS